top of page
Buscar

Padres se pelean en primaria de Guerrero; no aceptan reincorporación de directora

El conflicto por la dirección de la primaria Ignacio Manuel Altamirano, ubicada en la colonia PRD, en Chilpancingo, Guerrero, derivó en un enfrentamiento a golpes entre padres de familia.


Alrededor de las 08:00 horas, padres de familia y maestros cerraron las instalaciones de la escuela, para evitar que Irais Aparicio Villa fuera reinstalada como directora de la institución, pues aseguraron que ha cometido maltratos en contra de los alumnos y personal.

La trifulca sucedió cuando personal del área jurídica del gobierno estatal llegó hasta dicho punto, para iniciar un diálogo que no llegó a buenos términos. Los grupos, uno a favor y otro en contra de la directora, se acusaron de no tener razón para defender sus posturas, se fueron acercando hasta quedar frente a frente y fue ahí cuando se generaron los primeros cruces de palabras, manotazos y finalmente los tirones de cabello y golpes.

En medio de los golpes quedaron niños, algunas de las madres de familia usaron palos y los funcionarios quedaron completamente rebasados, sin alcanzar a intervenirpara tratar de calmar los ánimos. Jaret Bello Nájera, maestra de la primaria, responsabilizó de los hechos a la depuesta Aparicio Villa, ya que argumentó, llevó un grupo de choque integrado por vecinos de colonias aledañas y de la comunidad del Palmar, municipio de Leonardo Bravo. Acusó que la ex directora se escuda detrás de la figura del senador Félix Salgado Macedonio, ya que presume de ser cercana a él. “Les decía que ella era la autoridad y que las iba a poner a disposición si las maestras no hacían lo que ella quería, siempre hacía ese tipo de comentarios, ella presume de ser allegada al senador Salgado Macedonio, él estuvo en la clausura el año pasado como uno de sus invitados, se le ha visto en comidas y ahorita nos vino a decir que está respaldada por el ingeniero”, denunciaron.

La matrícula en el plantel es de 386 alumnos y la planta docente de 28 trabajadores, quienes suspendieron clases para tomar las instalaciones.

Hasta ese punto arribó la ex directora acompañada de Yesenia Calderón y Ana Cecilia Gasparillo, administrativa e intendente, para pedir una auditoría a las maestras; sin embargo, al retirarse las madres de familia le reclamaron del supuesto maltrato hacia sus hijos, además de gritarle que se fuera del lugar.

La ex directora optó por resguardarse en una casa particular, luego llegó personal de la Policía Estatal, para evitar que las cosas se complicaran más.




Entradas Recientes

Ver todo

Kommentare


bottom of page